Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

¿Qué es la Junta de Tratamiento del centro penitenciario?

14-08-2018
En primer lugar debe señalarse que Catalunya tiene transferida la ejecución de la Ley penitenciaria, y en este sentido, para esta publicación, se tendrá en cuenta el Decreto 329/2006, de 5 de septiembre, por el cual se aprueba el Reglamento de organización y funcionamiento de los servicios de ejecución penal en Catalunya.

¿Qué es la Junta de Tratamiento? Como decíamos, la Junta de Tratamiento es uno de los órganos colegiados del centro penitenciario, y en consecuencia, las decisiones que se toman serán de forma conjunta.

¿Quién forma parte de la Junta de Tratamiento? La Junta de Tratamiento estará presidida por el/la Director/a del centro penitenciario y compuesta por los siguientes miembros:

- El/La subdirector/a de Tratamiento
- El/La secretario/aria técnico jurídico/a
- El/La coordinador/a del área sanitaria
- El/La coordinador/a de los equipos multidisciplinarios, en caso que exista, y el/la responsable de programas de atención especializada
- Un/a psicólogo/a
- Un/a jurista
- El/La responsable de programas de trabajo social
- El/La responsable de programas de educación social
- En el caso que se traten temas relacionados con el trabajo productivo, inserción laboral y formación ocupacional deberá convocarse al/la representante del Centre d’Iniciatives per a la Reinserció (CIRE)

¿Cuáles son las funciones de la Junta de Tratamiento? Sin perjuicio de las competencias del centro directivo y de los equipos multidisciplinarios, la Junta de Tratamiento deberá ejercer las siguientes funciones:

- Aprobar los programas de tratamiento y los modelos individuales de intervención penitenciaria para cada interno/a, lo que comúnmente se conoce como el PIT. Para ello, deberá definir las actividades y programas de tratamiento en función de las circunstancias personales y penales de la persona penada, y establecer los tiempos de cumplimiento de la condena o de la medida cautelar de privación de libertad.
- Avaluar y hacer el seguimiento de los resultados del programa.
- Previo informe del/la Jefe de Servicios y del equipo multidisciplinario, proponer al centro directivo la aplicación del régimen cerrado a los/las penados/as o preventivos/as en los/las que concurran las circunstancias previstas en la legislación penitenciaria (art. 10 LOGP) .
- Proponer al centro directivo, en un informe razonado, la progresión o regresión de grado y, con carácter excepcional, el traslado a otro centro penitenciario. También se podrá proponer razonadamente el trasladado cuando concurran razones de tratamiento que lo aconsejen.
- Adoptar acuerdos respecto las peticiones y quejas que formulen los/las internos/as a los equipos multidisciplinarios sobre su clasificación, tratamiento o programa de intervención.
- A instancias del equipo multidisciplinario, proponer a la Comisión Disciplinaria la reducción, aplazamiento de la ejecución o suspensión de la efectividad de las sanciones disciplinarias que puedan perturbar el tratamiento o estudio de la personalidad del/la sancionado/a, y también la cancelación cuando existan motivos fundamentados para esperar que pueda influir favorablemente en el tratamiento.
- Previo informe del equipo multidisciplinario, conceder permisos penitenciarios de salida, solicitando la autorización al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria o al centro directivo, según corresponda.
- Informar y elevar al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, las propuestas que formulen los equipos multidisciplinarios respecto los beneficios penitenciarios.
- Designar a los/las internos/as que prestaran sus servicios como auxiliares en los servicios comunes del centro penitenciario
- Aprobar el acceso de los/las internos/as a los puestos de trabajo vacantes en los trabajos productivos (previa valoración del CIRE) o plazas en los cursos de formación para trabajo. Asimismo, le corresponde adoptar las resoluciones de suspensión o extinción de la relación laboral por razones de tratamiento.
- Informar y elevar al Consejo de Dirección la propuesta de programación anual de actividades del centro penitenciario, elaborada de acuerdo con las propuestas formuladas por los equipos disciplinarios.
- Ejercer todas las otras competencias que le atribuye la legislación penitenciaria o normas de desarrollo y, en general, las relativas a la observación, clasificación y tratamiento de los/las internos/as que no estén a atribuidas a otros órganos.

No todos los acuerdos adoptados por la Junta de Tratamiento podrán ser objeto de recurso. El asesoramiento de una abogada o abogado de derecho penitenciario es clave para saber si estamos ante uno de estos supuestos, ante quién se deberá recurrir el acuerdo adoptado por la Junta de Tratamiento (centro directivo o Juzgado de Vigilancia Penitenciaria), y las posibilidades de éxito del caso en cuestión.


Volver